AllAboutUTI.com - Home Inicio  |   Mapa del sitio  |   Preguntas más frecuentes  |   Glosario      
Enviar a un amigo
Quick Links


Understanding UTI

¿Quién contrae infecciones en las vías urinarias?

¿Dónde se produce la infección?

 Causas principales de las infecciones en las vías urinarias

Causas bacterianas de las infecciones en las vías urinarias

Symptoms

Treatment & Prevention

Talk to Your Doctor

View in English


COMPRENSIÓN DE LAS INFECCIONES IN LAS VÍAS URINARIAS


Causas principales de las infecciones en las vías urinarias

EN ESTA SECCIÓN:
Autoinfección
Otras causas de las infecciones en las vías urinarias
Especialmente para mujeres
Causas físicas de las infecciones en las vías urinarias


Causas principales de las infecciones en las vías urinarias

Autoinfección

La mayoría de las infecciones de las vías urinarias están producidas por bacterias que se han desplazado hasta las vías urinarias desde el propio intestino de la persona o (en las mujeres) desde la vagina.

VOLVER ARRIBA

Otras causas de infecciones en las vías urinarias

Tratamiento con antibióticos para otro problema médico
El tratamiento reciente con antibióticos por cualquier motivo puede haber cambiado el tipo y número de bacterias en la vagina y en la uretra. Estos cambios pueden facilitar el que las bacterias causantes de las infecciones proliferen en y alrededor del orificio de la uretra, aumentando las posibilidades de que se desarrolle una infección.

Infección de próstata
En los hombres, una infección bacteriana de la glándula prostática (prostatitis) aumenta considerablemente las posibilidades de desarrollar una infección de las vías urinarias.

VOLVER ARRIBA

Especialmente para mujeres

Actividad sexual y contracepción
Muchas mujeres desarrollan regularmente infecciones de vejiga en los dos días siguientes después de haber mantenido relaciones sexuales.


La actividad sexual puede aumentar las posibilidades de desarrollar una infección de las vías urinarias si el pene contusiona la uretra de la mujer durante la relación o si el pene u otra actividad sexual introduce bacterias que producen enfermedades en la uretra de la mujer. Las mujeres, en los años anteriores y posteriores a la veintena son hasta 60 veces más propensas a desarrollar una infección de las vías urinarias dentro de las 48 horas posteriores a una relación vaginal que las mujeres de la misma edad que no tienen relaciones.

El uso de un diafragma, espermicida o ambos aumenta las posibilidades de desarrollar una infección de las vías urinarias.

Los espermicidas, utilizados con o sin un diafragma, no sólo exterminan los espermatozoides sino también las bacterias "buenas" de la vagina que la protegen contra infecciones. La reducción de las bacterias protectoras en la vagina permite que los organismos potencialmente causan enfermedades (patógenos) puedan proliferar. A medida que aumenta el número de patógenos, también lo hacen las posibilidades de desarrollar una infección de las vías urinarias.

Relación con el ciclo menstrual
La mayor parte de la longitud de la uretra de las mujeres está revestida con el mismo tipo de células que recubren la vagina. Estas células responden a las hormonas sexuales femeninas, estrógeno y progesterona, igual que lo hacen las células vaginales.

Las bacterias patógenas, como la E. coli se adhieren por sí mismas a las células que recubren la uretra antes de que puedan iniciar una infección. El estrógeno y la progesterona hacen que estas células se deslicen fuera de los bordes interiores (paredes) de la vejiga y la uretra, arrastrando con ellas todas las bacterias que puedan tener adosadas al mismo tiempo. Las células y las bacterias que hayan caído fuera se eliminan de las vías urinarias al orinar.

Todo esto puede llegar a explicar por qué algunas mujeres siguen teniendo infecciones de las vías urinarias mientras que otras no las tienen nunca o bien las tienen esporádicamente. Durante la parte inicial del ciclo menstrual, resulta más fácil para las bacterias que causan la infección adherirse a las células de la uretra. Poco después de la ovulación, a estas bacterias les resulta más difícil penetrar en las células de la uretra. En las mujeres que tienden a sufrir infecciones de las vías urinarias reiteradamente, las bacterias tienden a permanecer más tiempo en la uretra.

Después de la menopausia, el cuerpo de la mujer produce mucho menos estrógeno que con anterioridad. Los niveles inferiores de estrógenos pueden ser un motivo para que las mujeres desarrollen más fácilmente infecciones de las vías urinarias después de la menopausia. La deficiencia de estrógeno puede ser responsable de diversos cambios en el cuerpo que aumentan la probabilidad de desarrollar infecciones de las vías urinarias.

Las pérdidas de orina (incontinencia urinaria) que se hacen más frecuentes después de la menopausia, pueden estimular la proliferación de las bacterias que causan infecciones en la vejiga y alrededor del lugar en el que la uretra expulsa la orina del cuerpo.

Embarazo
Los cambios en las vías urogenitales durante el embarazo aumentan las posibilidades de que las mujeres embarazadas desarrollen infecciones de las vías urinarias. Por ejemplo, durante el embarazo, los tubos que conectan el riñón y la vejiga (los uréteres) aumentan de tamaño. Además, la vejiga es capaz de retener más orina de lo normal sin dañarse. Estos cambios pueden empezar en los primeros meses del embarazo. Estos cambios físicos es más probable que se produzcan durante el primer embarazo de una mujer o si ha tenido varios embarazos en poco tiempo.

Los uréteres también pueden bloquearse parcialmente, ya que se ven presionados por el aumento de tamaño del útero.

Una mujer embarazada que tenga un gran número de bacterias en la orina, tiene el riesgo de contraer una infección de las vías urinarias, especialmente si:

  • es de edad avanzada
  • tiene actividad sexual durante el embarazo
  • es diabética
  • tiene rastros de células en hoz
  • ha tenido una o más infecciones de vías urinarias anteriormente

Las mayores posibilidades de desarrollar una infección de las vías urinarias durante el embarazo es un problema por diversos motivos. En primer lugar, padecer una infección de este tipo aumenta la probabilidad de tener el bebé prematuramente. En segundo lugar, el desarrollo de una infección de riñón en una mujer embarazada puede ser grave para la salud tanto de la madre como del feto.

Después de la menopausia
El recubrimiento de la vagina se hace más fino después de la menopausia debido a que el cuerpo produce menos estrógenos cuando cesa la menstruación. El fluido vaginal se hace también menos ácido y, por lo tanto, menos capaz de combatir las bacterias perjudiciales.

Estos dos cambios hacen más fácil que las bacterias y otros microorganismos que causan enfermedades (patógenos) proliferen. La pérdida de los estrógenos naturales puede impedir que la vejiga se vacíe completamente. Esta situación aumenta las posibilidades de contraer infecciones de las vías urinarias.

VOLVER ARRIBA

Causas físicas de las infecciones en las vías urinarias

Anatomía
Determinadas anomalías anatómicas aumentan las posibilidades de que una persona desarrolle infecciones de las vías urinarias.

Con frecuencia, estas anomalías infrecuentes se descubren a una edad temprana, ya que el niño tiene infecciones reiteradas. En muchos niños de corta edad, las infecciones de las vías urinarias son especialmente preocupantes, ya que pueden causar infecciones de riñón y secuelas en el mismo. Las anomalías incluyen reflujo de la orina, conexiones inusuales a la vejiga o la uretra y bloqueos en algún lugar de las vías urinarias o el riñón.

Mujeres
Algunas mujeres tiene un tendencia innata (genética) que hace que su organismo sea más propenso que el de otras mujeres a permitir que la bacteria E. coli, que causa las infecciones en las vías urinarias, se adhiera a las células de la vejiga y las infecte.

Las mujeres que tienen una uretra más corta o una distancia menor que otras mujeres desde el orificio de la uretra al ano, pueden tener más probabilidades de desarrollar infecciones de las vías urinarias.

Hombres
Un aumento de tamaño de la próstata (hipertrofia prostática benigna) es una causa común de bloqueo de las vías urinarias, lo que aumenta las posibilidades de desarrollar una infección de las vías urinarias. El aumento de tamaño de la próstata es común en los hombres a partir de los 50 años. Esto puede causar cierta incomodidad, pero no es una enfermedad y normalmente no deriva en cáncer (por eso se denomina "benigna").

Incapacidad para vaciar totalmente la vejiga
Las personas que tienen problemas para vaciar totalmente la vejiga cuando orinan, tienen más posibilidades que otras personas de desarrollar infecciones en las vías urinarias. Cuando quedan restos de orina en la vejiga después de orinar, cualquier bacteria que se encuentre en la orina o que se haya adherido a las células que se han desprendido de la pared de la vejiga, permanecen en la vejiga en lugar de abandonarla, junto con el flujo de la orina. Estas bacterias pueden causar una infección.

¿Cómo puede ocurrir esto?
Problemas mecánicos pueden impedir que la vejiga se vacíe completamente.

Literalmente, existe una obstrucción en el camino
Alguna cosa puede estar bloqueando parcialmente el flujo de la orina, cerca de la zona donde la uretra se une con la vejiga.

Puede existir un problema relacionado con las válvulas que regulan la liberación de orina de la vejiga.

La uretra puede estar parcialmente bloqueada.

En los hombres, un aumento de tamaño de la glándula prostática (común después de los 50 años) puede restringir el flujo de la orina.

Daños en los nervios
Daños en los nervios pueden impedir que la vejiga se vacíe completamente. Las causas posibles incluyen enfermedades como la poliomielitis (polio) y la diabetes y una lesión en la médula espinal, como las que se producen en un accidente.

VOLVER ARRIBA

Si nota un cambio en el color de su orina, o un ligero olor, puede tener una infección en las vías urinarias.
OBSERVACIONES Y CONSEJOS

Si nota un cambio en el color de su orina, o un ligero olor, puede tener una infección en las vías urinarias.

Más información sobre todos los síntomas de una infección en las vías urinarias.

CONSULTE CON SU MÉDICO

Sólo su médico puede determinar si tiene usted una infección en las vías urinarias.

Consulte con su médico inmediatamente si tiene cualquiera de los síntomas habituales de una infección en las vías urinarias.


Bayer HealthCare

© 2004, Bayer Pharmaceuticals Corporation. Este sitio está destinado exclusivamente a las personas residentes en los EE.UU.
Condiciones generales de uso  |  Declaración de privacidad  |  Derechos de autor y sello  |  CIPROXR.com